Los amigos son una gran parte de la vida de sus hijos, por lo tanto conozca a sus amigos. Hable con sus hijos sobre sus amigos y tomase el tiempo para conocerlos a ellos y a sus padres. Lleve a sus hijos y sus amigos a actividades para así saber más sobre ellos. Obtenga sus números de teléfono y el de sus padres, para que pueda llamarlos si fuera necesario.

Promueva amistades positivas. "Pasar el rato" en la casa de un amigo está bien de vez en cuando, pero anime a su hijo a formar parte de clubes, equipos deportivos u otras actividades con sus amigos. Estas actividades pueden crear amistades saludables y fortalecer la capacidad de tus hijos de tomar decisiones saludables.

La supervisión efectiva puede ser difícil a medida que los niños crecen y pasan más tiempo afuera de su hogar. Pueden incluso rechazar sus esfuerzos a medida que se vuelven más independientes. Pero conocer su horario, chequearlos de vez en cuando y conversar con otros adultos que son parte de sus vidas, conduce a una confianza mayor.

Anime a su hijo a inscribirse a clubes, equipos deportivos u otras actividades con sus amigos.