Respete su independencia. Tenga en cuenta la diferencia entre mantenerse conectado y "entrometerse". Puede seguir involucrado en la vida de un adulto joven, pero dele espacio y libertad para comenzar a construir su independencia.

Déjelos aprender. Por muy tentador que pueda ser el rescate, este es un momento para que los niños aprendan a resolver sus propios problemas. Puede brindar apoyo emocional si se encuentran en una crisis, pero enfóquese en enfatizar la importancia de tomar decisiones responsables como la mejor manera de evitar que vuelva a ocurrir el mismo problema, especialmente si el problema involucra el uso del alcohol o de las drogas.

Deles espacio y libertad para fomentar su independencia.