Una condena puede ser un problema para su hijo al solicitar préstamos estudiantiles para pagar la universidad.