Cualquier persona menor de 21 años de edad que haya sido sorprendida o sea sospechosa de haber consumido alcohol o marihuana puede ser acusada de “Menor en posesión” (Minor in Possession, o por sus siglas en inglés MIP). Los castigos son:

Primera ofensa. Multa de hasta $100 dólares y/o completar un programa de educación sobre el abuso de sustancias.
Segunda ofensa. Multa de hasta $100 dólares y/o completar un programa de educación de abuso de sustancias. Una evaluación de abuso de sustancias y un tratamiento y 24 horas de servicio comunitario.
Tercera o subsiguiente ofensa. Multa de hasta $100 y/o la finalización requerida de una evaluación de abuso de sustancias y cualquier tratamiento relacionado, y hasta 3 horas de servicio comunitario.

En la primera ofensa, la licencia de conducir es revocada.

Cualquier persona menor de edad condenada por posesión o consumo de marihuana también pagará una multa de $ 25.00 dólares.

La posesión de cualquier otra sustancia controlada, incluyendo los medicamentos que no han sido recetados para la persona, y las drogas ilícitas pueden resultar en cargos por delitos graves.