☰ Menú
Age 9-13

Hable Ahora, Hágalo Así

Al cumplir los 18 años sus hijos se convierten en adultos. Aun así, ellos necesitan que sus padres los sigan apoyando y los guíen durante momentos difíciles. El rol como padres sigue siendo importante cuando sus hijos se van a la universidad o empiezan un trabajo.

Aquí le presentamos algunas estrategias que le pueden ayudar a hablar con sus hijos adultos acerca de las drogas y el alcohol.

Siga Hablando

  • Su trabajo no ha terminado. Sus hijos a esta edad van a empezar a tomar sus propias decisiones pero van a buscar a sus padres para apoyo y consejos.
  • Mantenga la comunicación abierta Continúe preguntándoles a sus hijos acerca de sus vidas, sus gustos, y sus intereses. Infórmese acerca de sus rutinas y las relaciones que tienen en la universidad o en el trabajo. Hágales saber que está interesado en sus vidas.

Mantenga Contacto

  • Este al pendiente. Independientemente de si sus hijos viven todavía en casa o no, hable con ellos con frecuencia. Márqueles por teléfono, mándeles mensajes, y visítelos seguido para mantenerse en contacto.
  • Muestre su apoyo. La vida después de la preparatoria está llena de cambios y puede ser estresante. Recuérdeles a sus hijos que siempre pueden contar con usted. Dígales que usted es una fuente de apoyo y ayuda.
  • Ofrezca ayuda. Aunque no les guste admitirlo, sus hijos todavía necesitan su ayuda y su apoyo emocional. Pregúnteles sobre sus vidas y de qué manera les puede ayudar.

Defina sus Expectativas

  • Diga qué expectativas tiene para ellos. Recuerde a sus hijos qué es lo que espera de ellos, incluyendo cosas como sacar buenas calificaciones o que sean buenos empleados en el trabajo, etc. Saber que usted espera algo de ellos los puede ayudar a mantenerse alejados de las drogas y del alcohol.
  • Establezca metas. A esta edad, sus hijos empiezan a ver su futuro como algo más real. Hable con ellos acerca de cómo ven su vida en un año o dos y como es que pueden llegar a eso. Anímelos a establecer metas propias que los ayude a alcanzar sus sueños.
  • Recuérdeles las reglas. Aunque sus hijos se hayan ido de la casa, recuérdeles que tomar alcohol y usar drogas no está permitido en la casa o en frente de usted. Hágales entender que ellos siguen teniendo que respetarlo como padre, y también respetar su casa, y su espacio.
  • La ley manda. Tomar alcohol o usar drogas a esta edad es ilegal. Recuérdeles a sus hijos que, aun cuando ya no tienen que obedecerlo a usted, todavía tienen que obedecer la ley.

Promueva Responsabilidad

  • Respete su independencia. Sepa diferenciar entre estar al pendiente y ser entrometido. Usted puede seguir siendo parte de la vida de sus hijos, pero, durante esta etapa, tiene que darles el espacio y la libertad suficiente para que ellos se conviertan en adultos independientes.
  • Déjelos que aprendan. Aunque ir a su rescate es tentador, sus hijos tienen que aprender a lidiar con sus problemas por su propia cuenta. Usted puede darles apoyo emocional durante momentos de crisis resaltando la importancia de ser responsables y tomar buenas decisiones, especialmente si están teniendo problemas con alcohol y drogas.

Promueva Balance

  • Balance entre la vida y el trabajo. Tomar muchas clases en la universidad o tener varios trabajos puede resultar en estrés. Algunas personas se refugian en el alcohol y en las drogas para lidiar con esto. Hable con sus hijos acerca de la importancia de mantener un buen balance en su vida y de lidiar con el estrés de una manera apropiada.
  • Busque alternativas saludables. El uso de sustancias ilegales puede ser una manera atractiva de relajarse después de un día estresante. Explíqueles a sus hijos que el alcohol y las drogas lo dejan a uno sintiéndose peor y no ayudan con el estrés. Alternativas saludables, como practicar un deporte, hacer yoga, caminar o correr son actividades que los pueden ayudar a lidiar con el estrés.

Practique la Asertividad

  • Desarrollen planes de acción juntos. Decir cosas como “a mis papás no les gusta,” ya no es efectivo para un adulto al que le ofrecen drogas o alcohol. Pero usted puede ayudar a pensar en otras maneras que sus hijos se pueden alejar de situaciones en las que sientan presión.

¿QUÉ PUEDEN DECIR?

“En mi trabajo hacen exámenes de drogas al azar y no me puedo dar el lujo de perder el trabajo.”

“Gracias, pero mañana me tengo que levantar muy temprano porque
.

“Estoy bien. Me toca a mí manejar hoy.”

“Estoy tratando de no tomar tanto.”

“A mí no me gusta hacer eso. No me interesa.”

Fuentes:

Foundation for Advancing Alcohol Responsibility: Parents, You’re Not Done Yet.
http://responsibility.org/sites/default/files/materials/Parents_Youre_Not_Done_Yet.pdf

Minnesota Office of Higher Education: Alcohol and Drug Abuse Prevention
http://www.ohe.state.mn.us/mPg.cfm?pageID=726

North Dakota State University Extension Service: Tips for Talking to Your College Student about Alcohol or Other Drug Use
http://www.ag.ndsu.edu/pubs/yf/youthdev/yd1525.pdf

Iniciar Sesión

Ahora es el Momento Para Hablar.

©2017 Departamento de Servicios Humanos de Colorado
Traído a usted por